Olvídate del mal olor en tuberías con estos trucos

Sentir el mal olor que puede llegar a salir por las tuberías que están en el área de la cocina o en el baño suele ser muy desagradable, pero lo que algunas veces no saben las personas es que esto puede ser ocasionado porque no se le da un buen uso a los desagües. Cuando a estos son arrojadas grandes cantidades de desperdicios, que no solo generan molestos hedores sino también que pueden provocar averías en la red de saneamiento.

Los desperdicios que normalmente son lanzados por los huecos de los desagües son residuos o sobras de comida, y estos son los que más llegan a generar desagradables olores que salen por las tuberías. Sin embargo no son los únicos, ya que otros residuos como químicos, grasas y demás también pueden provocar ambientes con olores muy desagradables.

Evita que el mal olor salga por tuberías con estos trucos

Hay ciertas cosas que se pueden hacer para evitar que se produzca el mal olor en tuberías. Así que ten en cuenta estos trucos y verás los grandiosos resultados, además de que mejorarás la fluidez del agua por la red.

  • Evita lanzar residuos al desagüe

Lo primero que debes aplicar es evitar que por el desagüe se vaya algún tipo de residuo o material sólido, ya que por lo general las tuberías de lavabos y fregaderos son de diámetro muy pequeño, y es muy fácil que residuos se queden en las paredes de las tuberías que casi siempre provoca mal olor.

  • Limpia el sifón

Localiza en la parte baja de los fregadores y lavabos un elemento de la red de saneamiento que tiene forma de “S”, este es llamado sifón, y sirve para unir la tubería y evita expansión de los gases, pero cuando este está muy sucio, el olor sale por las tuberías, así que cierra las llaves de paso y saca el tapón que posee el sifón, límpialo y desinféctalo, con esto verás mejoras. Lo ideal es que lo hagas por lo menos una vez al mes.

  • Busca recetas caseras o productos para la limpieza

Algo que también te puede ayudar para eliminar el malo olor que sale por las tuberías, es echar levadura disuelta con un poco de agua en las tuberías, esto solo en horas de la noche cuando los grifos no vayan a ser utilizados. Sin embargo puedes también recurrir a los productos que son hechos especialmente para la limpieza de tuberías.

  • Implementa buenos hábitos en casa

Recuerda que para evitar que salga mal olor por las tuberías también depende del uso que se les des a estas, así que procura no provocar malos olores en las mismas. También puedes buscar fontaneros que realicen periódicamente la limpieza de toda la red de saneamiento que posee la vivienda, con los equipos e implementos adecuados. Ten en cuenta que si estás en manos de expertos puedes encontrar la solución a tus problemas de una manera rápida.